martes, 30 de abril de 2013

CANNERY ROW, OTRA JOYA DE JOHN STEINBECK ( Navona Editorial, trad.José Luis Piquero )

Si hay un escritor que proteja a sus personajes y se comprometa con ellos con una mirada de honda comprensión y afecto, ese es John Steinbeck. Por eso, además de por su amenidad, su gracia y su enorme lirismo, leerlo es un grandísimo placer que no debería perderse nadie.

Es como estar conversando un buen rato con un amigo genuino de la humanidad, alguien que, si examinara nuestras vidas, no sólo las amnistiaría sino que las aliñaría hasta hacer de ellas algo sabroso y desenfrenadamente genial.

Su escritura brillante, entretenida, original, ligera e ingeniosa a más no poder, oculta siempre una carga de profundidad, una bomba de oro hecha de sabiduría en estado puro que valora por encima de todo la libertad, la lealtad, el inconformismo y la amistad incondicional.

Porque Steinbeck es compasivo sin condescendencia, sin blandura y sin " ternurismo", tal vez el estado ideal para comprender el alma humana y poder contar con entusiasmo sus avatares.

En este libro, superior a mi entender a "Tortilla Flat", que es su obvio precedente, el narrador vuelve a Monterrey  (como en su continuación, "Dulce Jueves" o como"Las Praderas del Cielo", otra joya )al  arrabal conservero de Cannery, donde conviven una estravagante cuadrilla de "desheredados de la vida" que sobreviven alegremente enamorados de Darling, la cachorra, unas ufanas prostitutas encabezadas por una respetable y compasiva madame, un tendero chino,  un matrimonio  que viven como honrados burgueses en una caldera, el pintor Henry, que construye un barco que jamás va a botar, algunos que pasaban por allí y Doc, el  biólogo marino que concilia todo el elenco con su bondad inteligente y su individualismo benigno.

Como muestra, algunos fragmentos pescados con la Red :

" (no son) como un hombre dijo una vez, putas, chulos, tahúres e hijos de puta sino santos y ángeles y mártires y  seres benditos "
“En 1935 el señor Sam Malloy y su esposa se mudaron a la caldera. Todas las tuberías habían desaparecido ya y se había convertido en un apartamento espacioso, seco y seguro.”

      "Bajo la caldera, en la colina, había unos cuantos canalones grandes abandonados (...) el señor Malloy se dedicó a alquilar los grandes canalones como habitaciones para solteros a un precio testimonial. Con un trozo de cartón por un extremo y un pedazo de alfombra en el otro, se convertían en confortables dormitorios (...)

La señora Malloy había sido feliz hasta que su marido se convirtió en casero; entonces ella cambió. Primero era una alfombra, luego una tinaja, más tarde una lámpara con pantalla de seda estampada. Un día, finalmente, entró en la caldera a gatas y dijo, jadeando un poco:

-En Holman´s están liquidando cortinas  (...)
-(...) pero querida, por Jesucristo...¿Qué vamos a hacer con unas cortinas?No tenemos ventanas.
-(...)Los hombres no comprendéis cómo nos sentimos las mujeres-sollozó (...)

"Hazel creció. Fue cuatro años a la escuela de primera
enseñanza, otros cuatro al reformatorio, y no aprendió
nada en ninguna de las dos partes. Los reformatorios
tienen fama de enseñar el vicio y el crimen, pero Hazel no prestó la suficiente atención"


Hazel detestaba que ocurriera eso porque le obligaba a rebuscar en su cerebro una respuesta y rebuscar en el cerebro de Hazel era como vagar a solas por un museo desierto. El cerebro de Hazel estaba atestado de objetos descatalogados. Nunca olvidaba nada pero nunca tenía ganas de poner orden en sus recuerdos. Todo era arrojado junto como se arrojan los aparejos de pesca al fondo del bote: anzuelos y cabos y sedal y cebos y arpones, todo en una maraña





" Lee Chong es más que un tendero chino. Debe serlo. Quizá lo equilibra el mal y lo sostiene el bien: un planeta asiático al que mantiene en su órbita la atracción de Lao Tsé la fuerza centrífuga del ábaco y la caja registradora. Lee Chong suspendido, girando, dando vueltas entre alimentos y fantasmas. Un hombre duro con una lata de judías…Un hombre suave con los huesos de su abuelo. Porque Lee Chong cavó en la tierra del cementerio chino y encontró los huesos amarillos, la calavera con restos de pelo gris adheridos a ella. Y Lee empaquetó cuidadosamente los huesos, los fémures y las rectas tibias, poniendo la calavera en el medio, con la pelvis y la clavícula alrededor y las costillas curvándose hacia un lado.

Luego Lee Chong envió a su quebradizo y empaquetado abuelo a través del Océano Pacífico para que yaciera finalmente en tierra santificada por sus antepasados.

Mack y los muchachos también giran en sus órbitas. "


"Creo que Mack y los muchachos saben todo lo que ha ocurrido en el mundo y posiblemente lo que ocurrirá. Creo que sobreviven en este peculiar mundo mejor que cualquier otra persona. En un tiempo en que las personas se despedazan unas a otras con ambición y crispación y codicia, ellos viven tranquilos.”


-Es algo que siempre me ha sorprendido-dijo Doc-. Las cosas que admiramos en los hombres –la amabilidad y la generosidad, la franqueza, la honradez, la comprensión y la sensibilidad- son en nuestro sistema elementos concomitantes con el fracaso. Y los rasgos que detestamos –la aspereza, la avaricia, la codicia, la mezquindad, el egoísmo y el interés- son los rasgos del éxito. Y aunque los hombres admiran las cualidades de lo primero adoran los frutos de lo segundo."
 











viernes, 26 de abril de 2013

"ENTONCES Y AHORA " Nuevo Artículo de Pedro Olalla


PDF Imprimir Correo

Jueves, 25 de Abril de 2013 18:21
Hace ya casi un año, escribí un artículo de contenido histórico sobre "Las deudas de Alemania" por el que recibí numerosos insultos y descalificaciones anónimas. Hoy, el informe sobre las indemnizaciones de guerra que Alemania adeuda a Grecia presentado por un grupo de expertos ante el gobierno heleno –y las noticias al respecto aparecidas en la prensa internacional– han hecho que el tema cobre de nuevo actualidad.

No hace falta volver a repetir lo dicho sobre las indemnizaciones por haber matado, saqueado y obligado al país a conceder un préstamo forzoso para el mantenimiento de las tropas de ocupación, pero la expectativa suscitada a partir de este informe aún "secreto" brinda sin embargo una ocasión propicia para comparar las condiciones que los aliados impusieron entonces a la Alemania derrotada con las que los "acreedores" extranjeros –orquestados por la Alemania actual– imponen hoy a una Grecia extenuada que aún se pregunta con asombro qué guerra ha provocado y ha perdido.

La situación de Grecia hoy no tiene parangón con la de la Alemania perdedora de la segunda guerra mundial. Entonces, los acreedores fueron indulgentes con la nación alemana, y eso que se trataba de indemnizaciones de guerra y no de una deuda derivada fundamentalmente de la especulación financiera y de la corrupción. El principio que en aquel momento orientaba la política de los acreedores era el de la viabilidad del pago; hoy la actitud es diametralmente opuesta, ¡y eso que estamos en el seno de la Unión Europea!

Entonces, Alemania debía pagar el grueso de su deuda en su moneda nacional, que podía acuñar a discreción; hoy, Grecia debe hacerlo en una moneda que no puede controlar. Entonces, los aliados aceptaron la reducción de sus exportaciones a Alemania para favorecer la producción interna de ésta y para estimular al mismo tiempo sus exportaciones; hoy, Grecia acomete el mayor plan de privatizaciones del mundo en beneficio de los acreedores, tiene prohibido subvencionar o proteger sus productos locales y está obligada por Alemania y Francia a no recortar el gasto militar que destina a comprar armamento a estos países. Entonces, el acuerdo suscrito contemplaba la posibilidad de suspender los pagos y de renegociar las condiciones, con competencia de los propios tribunales alemanes, si se presentaba un cambio sustancial que limitara la disponibilidad de recursos; hoy todos los «compromisos» que Grecia ha ido firmando hasta el momento han sido sucesivos pasos para garantizar los intereses de los acreedores, sin tener en cuenta los recursos e incluso por delante de las necesidades de la población, y adoptando medidas como la creación de una «cuenta cerrada» para el bloqueo del 63% de los ingresos del Estado con vistas a la atención preferente del pago de la deuda, como el proyecto de elevación de tal obligación deudora a norma constitucional, o como la vinculación de los acuerdos a «derechos de conveniencia para el acreedor» como el británico y el luxemburgués. Y por si todo esto fuera poco, basta recordar que entonces se estableció que Alemania no destinara al pago de sus deudas más de un 5% de sus ingresos por exportaciones, mientras que hoy, para Grecia, no se han fijado límites, y, siendo realistas, para sufragar esa supuesta deuda tendría que destinar a su amortización el 40% del PIB.

Que alguien responda a esta pregunta: ¿Qué guerra ha provocado y ha perdido el pueblo griego para que sus "representantes" firmen y sancionen una rendición de estas características ante esa camarilla de extorsionadores que aún sigue enarbolando la bandera de Europa?

domingo, 14 de abril de 2013

EL ANONIMO DEL LIBRO DE KAZANTZAKIS YA NO ES TAL



Estaba tan emocionada con la idea del descubrimiento del hermosísimo escrito anónimo, anotado en un papel con el membrete de un hotel de Lima, e imaginándome a alguien  inspirado por el amor verdadero en una noche sin luna ni estrellas, que no caí en lo más elemental.

Sin embargo, sí caí en leérselo a mi muy amada Rosa ( del Verde Palmar) que lo ha valorado como se merece, y que rápidamente me ha dicho al acabar de elogiarlo:


-¿Has buscado al autor en la red?


Allí estaba, a la primera, como un pez que se hubiera tragado una perla, Leonard Cohen. Para que luego digan que no hay nada objetivo en literatura.

Y lo hay: la belleza, que siempre se impone

El poema apareció como tal poema en un libro que publicó en 1961, año de su éxodo a la isla griega de Hydra. Así que la coincidencia con el libro de Kazantzakis sigue en pie.

 Más tarde lo musicó. Pobremente, a mi entender. No es una de sus canciones más logradas. Sin embargo, sí se trata de uno de sus poemas más bellos.

A la mano anónima le deberé siempre su traducción. La de la red, como suele suceder, es patatera y asesina. Ved sino lo que hace con el pobre Rimbaud:
donde el jinete de la alta meseta abisinia escribe "árboles indiscretos" el maldito trujiman se descuelga trasladándolo como "árboles cotillas". 


Lo mismo sucede con el poema de Cohen, convertido en un torpe balbuceo sin mágia. Así que doy gracias al viajero o viajera que aquella noche del Perú en el hotel JW MARRIOT  fue  traductore veraz y no traditore.

sábado, 13 de abril de 2013

ANONIMO ENCONTRADO EN UN LIBRO DE KAZANTZAKIS

Como la niebla no deja señal sobre la oscura y verde colina
 así mi cuerpo no deja señal sobre ti, ni lo hará nunca.
Cuando el viento y el halcón se encuentran ¿ qué es lo que queda?
Igual tú y yo nos encontramos así que nos damos la vuelta y nos dormimos.
Como muchas noches resisten sin una luna ni una estrella,
así resistiremos nosotros 
cuando uno se vaya, y lejos.



martes, 9 de abril de 2013

ESTAIS INVITADOS

EL CICLO FAVORABLES, MADRID, POEMA con Blanca Andreu CentroCentro Cibeles de Cultura y Ciudadanía

Thu, 11 Apr

19.00

EL CICLO FAVORABLES, MADRID, POEMA con Blanca Andreu.
La poesía ya cuenta con un lugar especial en la programación de CentroCentro Cibeles de Cultura y Ciudadanía, con el ciclo Favorables, Madrid, Poema, que continúa el jueves 11 de abril.
En esta ocasión contamos con Blanca Andreu (La Coruña, 1959), quien inició estudios de filología en Murcia y los continuó en la Universidad Complutense de Madrid. En 1980 obtuvo el Premio Adonais de Poesía, con su libro De una niña de provincias que se vino a vivir en un Chagall. En 1981 recibió el Premio de Cuentos Gabriel Miró. En 1982 recibió en Lovaina el Premio Mundial de Poesía Mística Fernando Rielo por su libro Báculo de Babel. También el Premio Ícaro de Literatura. En 1985 contrajo matrimonio con Juan Benet. En 1989 publicó su tercer libro, Elphistone. En 1992 sus dos primeros libros fueron publicados en Francia. En 1994 recopiló sus tres primeras obras en El Sueño Oscuro (editado por Hiperión) y recibió el Premio de Cuentos Barcarola. En 2001 recibió el Premio Internacional de Poesía Laureá Melá por su libro La Tierra Transparente. En 2010 publicó en España su quinto libro, Los Archivos Griegos. Su obra ha sido recogida en numerosas antologías y publicada en francés, italiano, alemán, inglés, sueco, griego, rumano, búlgaro, polaco, flamenco, albanés, árabe, hindi, etc.

Esta primera etapa de Favorables, Madrid, Poema está comisariada por el poeta Juan Carlos Suñén (Madrid, 1956), fundador y director de la revista El crítico, así como de la Escuela de Letras, además de crítico literario para diversos medios. Tiene como objetivo acercar la obra de los mejores autores locales vivos al público madrileño, así como ofrecer a los ciudadanos un contacto directo con ellos, en un ambiente distendido y participativo. Favorables, Madrid, Poema  se inició en octubre del 2012 y cuenta mes a mes con la presencia de poetas nacidos en la década de los cincuenta del pasado siglo, representantes de una generación de cambio, cuya producción literaria se encuentra ahora en plena madurez.



FAVORABLES MADRID POEMA
Con Blanca Andreu
11 de abril de 2013. Entrada libre hasta completar aforo.
A las 19h en la Sala Berlanga de CentroCentro.


Otras citas de este ciclo:
23 de abril: Favorables Madrid Blues Band (Noche de los Libros)
16 de mayo: Chantal Maillard
13 de junio: Juan Carlos Mestre

COMO VENGARSE DE UN BANCO ( A QUIEN PUEDA INTERESAR)


RECETA DE MI AMADO JOHN STEINBECK



" Alquila una caja de seguridad, deposita en ella un salmón fresco y no aparezcas en seis meses"


Variación low cost:
 También surte efecto con medio kilo de sardinas.


Variación gourmet: 
Tabla de quesos franceses consistente en fragmentos de delicados munster,  brie de Meaux, roquefort, pont l´Eveque, y un poquito del  apestoso obispo inglés Stinking Bishop.